Paraguay quiere que empiece tras el verano la obra a la que aspiran Torrescamara, Stadler y FGV

11/01/2016 –

VALENCIA. Torrescamara, Stadler Valencia -la antigua Vossloh España- y FGV tendrán antes de lo previsto la oportunidad de recuperarse del ‘mazazo’ obtenido en Perú, donde el ejecutivo ha postergado un proyecto de 450 millones al que aspiraba la alianza valenciana para afrontar las consecuencias del fenómeno de El Niño.

El bálsamo es otro contrato al que también optan en Paraguay, en este caso para la gestión del tren eléctrico de cercanías de la capital Asunción. Pese a ser el último al que se presentaron en Latinoamérica, el gobierno paraguayo parece estar siendo el más ágil en la tramitación del proyecto.

El presidente de Ferrocarriles del Paraguay (Fepasa), Roberto Salinas, informó el pasado viernes de que los pliegos de bases y condiciones se trasladarán esta semana a los cuatro consorcios precalificados para la fase final del proceso. Ahora las firmas tendrán 90 días para presentar sus propuestas, plazo tras el que llegará la adjudicación. La previsión de Fepasa es que las obras comiencen sólo tres meses después, de modo que las obras deberían comenzar entre agosto y setiembre.
La alianza valenciana compite con otros dos proyectos de capital español, entre los que se encuentra la poderosa constructora Sacyr, que aspira a la infraestructura en solitario. La vía es de algo más de 40 kilómetros de longitud y su coste es de alrededor de 600 millones de euros, según estiman fuentes conocedoras del proceso a partir de los cálculos efectuados por la firma coreana que elaboró el anteproyecto. El precio final, no obstante, será el que determine la propuesta ganadora, que asumirá el proyecto bajo la modalidad de riesgo compartido joint venture junto a Fepasa.

El proceso arrancó con once aspirantes a construir y gestionar el tren de cercanías que unirá Asunción con Ypacaraí. En la primera criba Fepasa redujo a cinco las candidaturas «precalificadas», entre las que se encontraban tres propuestas con capital español.

Además de Sacyr Concesiones y la alianza valenciana -que integra en el proyecto a la sociedad local Tecnoedil- participaba el consorcio internacional formado por KBR Group, Alstom y la española Isolux Corsam, que también ha pasado a la final. Las dos restantes eran las firmas argentinas Benito Roggio e Incovi. Esta última fue la descartada en la calificación.

Al margen del mencionado proyecto y el de Perú, la constructora Torrescámara, la fábrica de trenes y locomotoras Stadler Valencia y la gestora de infraestructura ferroviaria FGV siguen a la espera del proyecto más ambicioso al que aspiran en Latinoamérica: la construcción y gestión de la red de tranvía de la capital colombiana Bogotá, valorada en algo más de 900 millones de euros.

http://valenciaplaza.com/paraguay-acelera-la-via-ferrea-a-la-que-opta-el-consorcio-valenciano

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion