Adiós al “Pont del Quisi”

Ni tan siquiera la singularidad del “Pont del Quisi”, de ser elegido por Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para formar parte del Plan Nacional del Patrimonio Industrial y en el mismo contexto ser elegido por el Comité Internacional del Patrimonio Industrial para la exposición itinerante “100 elementos del patrimonio industrial en España” ha salvado al viaducto de Santa Ana. El director general de Obras Públicas, Carlos Domingo, ha puesto que manifiesto hoy en Benissa, que el puente centenario será desmontado y en su lugar levantarán uno nuevo “respetando la tipología”.

El director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo ha confirmado esta mañana en Benissa que, el conocido como “Pont del Quisi” o viaducto de Santa Ana, será demolido. “Se solicitaron informes y estos concluyeron que necesita un refuerzo estructural enorme de tal forma que se desfiguraría su aspecto” por lo que ha sido claro al respecto: “Hemos decidido sustituir el puente por otro de tipología similar, de tal manera que se conserve la memoria del puente, su imagen…pero que estructuralmente sea capaz de aguantar las cargas de los nuevos trenes”.

Así pues, el viaducto, testimonio vivo del paisaje ferroviario de principios de siglo XX y el único que se conserva íntegramente metálico en todo su territorio desaparecerá para dar paso a otro “idéntico al actual”.

En este contexto, desde la conselleria, mantienen que “esta decisión no impedirá cumplir los términos de ejecución de las obras, de manera que a lo largo de este año todos los trabajos del tramo Calpe Teulada, se puedan acabar”.

Resaltar, que una solución para la conservación del viaducto, integrado como hito patrimonial era la realización de una variante paralela aguas abajo, algo que finalmente fue descartado.

Por otro lado, hay que destacar que el Ayuntamiento de Benissa trasladó su preocupación al director general desde el primer día la preocupación que tenían los vecinos para conservar la memoria del “Pont del Quisi”. Fuentes de consellería han señalado a Benissa Digital, que el viaducto desmontado será cedido a la localidad.

“Pont del Quisi” o viaducto de Santa Ana

El valor y singularidad del “Pont del Quisi” es tal que fue elegido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para formar parte del Plan Nacional del Patrimonio Industrial. Y por el Comité Internacional del Patrimonio Industrial para la exposición itinerante “100 elementos del patrimonio industrial en España” que pudo disfrutarse recientemente en la Estación del Norte de València y la de Luceros del Tram de Alicante.

El viaducto de Santa Ana sobre el barranco de Quisi está localizado en la línea del ferrocarril de vía estrecha de Alicante a Dénia, explotada por Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana. La traza de esta línea brinda la oportunidad de contemplar un conjunto sobresaliente de puentes ferroviarios cuya puesta en servicio se celebró hace ya más de un siglo (1914-1915).

Esta espectacular obra de ingeniería fue proyectada y dirigida por ingenieros de la talla de Teodosio Alonso Pesquera, José Carbonell y Jose María Alonso, siendo ejecutada por la empresa constructora Societé de Travaux Públics.

Se encuentra salvando el último obstáculo geográfico antes de alcanzar la localidad de Benissa desde el sur, en el kilómetro 38 de la línea férrea. Tiene una longitud de 162 m, una altura máxima de 50 m y se estructura en 6 tramos, los dos centrales con una luz de 42m, y los cuatro laterales de 22m, con vigas matélicas tipo Pratt y tablero superior. Todo ello sostenido por cinco pilar metálicas de perfil triangular y dos estribos laterales. Los anclajes de las pilas se apoyan en basamentos de mampostería forrados por sillería, al igual que los estribos laterales.

Las novedosas técnicas empleadas no precisaban de ornamentos, pues el propio uso del acero como material y su maleabilidad dio lugar a ligeras estructuras como esta, que expresa la belleza por sí misma.

La armadura tipo Pratt fue patentada en 1884 por Caleb Pratt y su hijo Thomas, y su momento de mayor difusión fue a partir de 1875. Para levantar la enorme estructura se hizo necesario un detallado estudio de verificación de los diferentes elementos, especialmente en lo relacionado a su perfecta union y engranaje sobre el terreno, cuidándose su traslado y montaje, en el que se utilizaron aparatos de corrimiento para el desplazamiento del cuerpo horizontal sobre las pilas. En su diseño destaca la perfecta relación entre sección y altura, para el cálculo de cargas y resistencias de las diferentes partes metálicas.

La propia Conselleria d’Habitatge, Obras Públiques y Vertebració Territorial, en la “Guía de Puentes de la Comunitat Valenciana” editada en 2016, señala que “La configuración del viaducto de Santa Ana, con la sucesión de pilas metálicas que le otorgan gran esbeltez, constituye la obra de fábrica más importante de la línea por tamaño y empaque”.

Un viaducto que es testimonio vivo del paisaje ferroviario de principios de siglo XX y el único que se conserva íntegramente metálico en todo su territorio y que ahora desaparece.

Noticia Original benissadigital.es