El Ayuntamiento de San Vicente se unifica: sí a la nueva línea del TRAM, pero sin partir la ciudad

 Imagen de archivo del TRAM junto a la UA, en San Vicente

3/08/2021 – 

SAN VICENTE DEL RASPEIG. Hace menos de una semana, Ferrocarriles de la Generalitat Valenciana anunció una nueva línea de TRAM que conectará la estación de Renfe (estación intermodal) con el Hospital de San Vicente del Raspeig, pasando por el alicantino barrio de La Florida. En relación con este proyecto, algunos de los grupos municipales que integran el Ayuntamiento sanvicentero han expuesto su visión del modus operandi en que podría desarrollarse esta nueva línea.

Quizás la propuesta más definida es la del aliado del PSOE en el gobierno municipal, Esquerra Unida, que ha solicitado que se realice una consulta pública en pro de la «máxima transparencia y participación ciudadana», alegando que «se trata de un asunto de suma importancia que puede alterar la fisionomía de la ciudad». Es por ello que la formación tilda de «imprescindible» la oportunidad de que la ciudadanía participe en el diseño del proyecto que llevará el TRAM hasta el Hospital de San Vicente.

EU ha mostrado interés por conocer las intenciones del proyecto y cuáles van a ser los términos en los que se va a redactar, preocupándose por «si se va a continuar con el modelo actual o si se están estudiando otras alternativas más integradoras sin barreras arquitectónicas». Es por ello que insiste en que la ciudadanía decida «si quiere una ciudad partida en dos» o prefiere otro tipo de sistemas como puedan ser «el tranvía soterrado o integrado en la calle, sin plataforma», ha diferenciado el portavoz del grupo municipal, Albero Beviá.

Así, la formación de izquierdas rechaza el sistema de plataforma y catenaria por la avenida Ancha de Castelar: «Apostamos por el tranvía como un sistema de transporte sostenible, pero el modelo con plataforma como el actual, de continuar por Ancha de Castelar hasta el Hospital, partiría la ciudad en dos y rompería la accesibilidad. Esquerra Unida apuesta por la inserción del tranvía integrado a la trama urbana y teniendo siempre en cuenta los principios de accesibilidad para todas las personas, integración con el espacio público, silencioso y no contaminante», ha manifestado el regidor, quien ha animado al tejido asociativo del municipio a pronunciarse al respecto.

 Avenida Ancha de Castelar

En cuanto a las formaciones de la oposición, el grupo municipal de Podemos ha coincidido con EU en que el proyecto «no suponga una barrera arquitectónica y no parta San Vicente en dos. Queremos que se haga de una forma integrada«, ha sentenciado el portavoz, David Navarro. Y ha aclarado que «las consultas ciudadanas son necesarias para que, entre todos, construyamos la localidad que queremos». Y es VOX quien ha afirmado «a favor de todas aquellas infraestructuras que vertebran el territorio, como es el caso de estos tranvías porque facilitan la llegada a los hospitales. El tema de por dónde pasarlo lo decidirán los informes técnicos de viabilidad técnica y económica».

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Pachi Pascual, ha explicado que actualmente desconocen el tipo de proyecto que tiene la Conselleria para la prolongación del TRAM, pero aclara que la formación aboga por que «suba hacia el Hospital de San Vicente siempre y cuando se haga de forma que no divida en dos el municipio, sino todo lo contrario: que sirva para acabar con la barrera que supone hoy en día la calle Ancha de Castelar, por la que circulan centenares de vehículos todos los días».

De ser así, implicaría, según el portavoz, «realizar un proyecto siguiendo el modelo de otras ciudades españolas y europeas, con una plataforma única, sin barreras, que se pueda cruzar de un lado a otro, que sea compatible con otras actividades, que permita reurbanizar la calle para hacerla más atractiva comercialmente y, sobre todo, que vaya acompañado de la construcción de la Ronda Este para desviar los vehículos que hoy en día circulan por la calle Ancha únicamente para atravesar San Vicente de norte a sur y viceversa».

Por lo que respecta al Partido Popular, su portavoz, Óscar Lillo, ha evidenciado su postura favorable ante esta prolongación, aunque la formación considera una «atrocidad» soterrar el TRAM: «Si queremos tener una ciudad sostenible, donde cada vez circulen menos vehículos y fomentamos el transporte por medios que no contaminen, no entendemos cómo se propone intentar soterrarlo para generar más tráfico, porque los vehículos van a continuar circulando por la parte superior».

En este sentido, el portavoz del PP ha recordado que «hay grandes ciudades como Sevilla o Zaragoza en las que el TRAM discurre por el centro y no genera tantos problemas como se quiere hacer ver aquí». Y ha asegurado que existen muchas soluciones a través de plataformas y catenarias y confía en que se presente «un proyecto técnico interesante, muy adecuado a las circunstancias especiales de San Vicente. Esperemos que no se haya convertido en un anuncio de verano y que salga pronto adelante».

Además, Lillo ha afeado el hecho de haberse enterado por la prensa «de una noticia muy positiva para San Vicente» y ha dirigido la mirada hacia la «discrepancia que está generando uno de los dos partidos del equipo de Gobierno: el PMUS ya está debatido y aprobado y en él ya se hablaba de la prolongación del TRAM hacia la zona norte de San Vicente. Volver a generar incertidumbre no nos parece lógico».

Fuente: alicanteplaza.eshttps://alicanteplaza.es/El-Ayuntamiento-de-San-Vicente-se-unifica-si-a-la-nueva-linea-del-TRAM-pero-sin-partir-la-ciudad