Metrovalencia y TRAM d’Alacant impulsaron 30 acciones solidarias en el primer trimestre de 2018

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) realizó durante el primer trimestre de 2018, junto con centros educativos, sociales y Organizaciones No Gubernamentales (ONG), 30 acciones solidarias en sus instalaciones de Metrovalencia y TRAM d’Alacant, dentro de su política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) a través de la denominada Línea 0. De estas acciones sociales se beneficiaron 24 entidades sin ánimo de lucro.

Esta actividad, sin coste alguno para FGV, ha sido posible en gran parte gracias al trabajo desinteresado de 144 empleados de la empresa pública que han realizado 470 horas de trabajo social, con el objetivo de lograr una mayor sensibilización en la sociedad valenciana para con los colectivos más desfavorecidos. Esta actividad se ha desarrollado a través de acciones sobre aspectos relacionados con salud, educación, respeto a colectivos con problemas de exclusión, y ayuda a personas mayores o de movilidad reducida.

Entre las entidades a las que se les ha dado voz en FGV destacan ACNUR, Alcohólicos Anónimos, Teléfono de la Esperanza, Centro de Transfusión de la Comunidad Valenciana, Fundación SEUR, Fundación Vicente Ferrer, Médicos sin Fronteras, Mundo Gitano, Manos Unidas, Mensajeros de la Paz, Fundación Fontilles, Asociación Futbolista Valencia CF y Obrim Fronteres València.

Además, las instalaciones de Metrovalencia y TRAM d’Alacant se han abierto a la visita de grupos para la integración social o laboral de sus componentes, en especial con Iniciatives Solidàries, aunque también con distintos institutos, colegios o centros de menores. Los trabajadores de FGV han colaborado las visitas a las instalaciones del metro y tranvía, además de organizar Jornadas de Integración Laboral para jóvenes en centros de acogida y de Formación Profesional, donde se han impartido cursillos de prácticas en talleres a 130 jóvenes con 390 horas formativas.

Los proyectos de expresión ciudadana, mediante colocación de 1.640 vinilos de nueve entidades en estaciones y trenes; mesas informativas; campañas de recogidas de tapones de plástico (en el mes de marzo se cumplió el cuarto año de esta iniciativa)y de sangre han impulsado la colaboración participativa ciudadana con las asociaciones y con los más necesitados, logrando una mayor sensibilidad en la sociedad valenciana sobre aspectos de salud, respeto e integración para colectivos con problemas de exclusión, y defensa de animales.